Anguila es un Territorio Británico de Ultramar localizado en el Caribe, específicamente en el extremo norte de las islas de Barlovento, en las Antillas Menores. Es uno de los 17 territorios no autónomos bajo supervisión del Comité de Descolonización de las Naciones Unidas, con el fin de eliminar el colonialismo. Su capital es El Valle. El archipiélago comprende la isla de Anguila y algunos islotes cercanos, posee fronteras marítimas con la isla de San Martín al sudeste. Al oeste se encuentran las Islas Vírgenes Británicas.

Dicen que, en 1493, Cristóbal Colón pasó cerca de Anguilla sin divisarla. Fue el explorador francés Pierre Laudonniere quien le dio el nombre a la isla, inspirado en la angostura de su geografía. Este planísimo territorio británico de ultramar se detecta al norte de St. Martin, pero es tan poco evidente que quizás por eso mismo se ha posicionado como el refugio de los famosos proclives al bajo perfil.
Para descubrirla, primero hay que ir a St. Martin y desde Marigot tomar un ferry hacia la discreta y cada vez más sofisticada Anguilla.
Recortada por aguas que oscilan entre las tonalidades aguamarina yazul cobalto, sobre esta lengua de arenas blancas se apoyan, a lo largo de 102 km², algunos de los hoteles más lujosos del mundo. En Anguilla no existen los resorts, tampoco los shoppings ni los casinos; jamás atracan cruceros multitudinarios y, en sus 33 solitarias playas, está prohibido pescar, practicar jet ski y nudismo. El concepto de lujo difiere del resto del Caribe. Privacidad, naturaleza virgen, elegancia sin pompa y buena cocina son los valores que imperan en esta llanura paradisíaca.
Aquí el verano no tiene fin, las playas de arenas blancas y aguas de un turquesa transparente no tienen rival, en tanto la calidez y hospitalidad de su gente completan una propuesta ideal para quienes desean pasar unas vacaciones soñadas en uno de los puntos más bellos y exclusivos del Caribe.
La isla cuenta con 33 playas distribuidas en 20 km. de arenas blancas y agua cristalina de diversos tonos de azul, que están consideradas entre las más bellas del mundo.
Existe una gran variedad de actividades para realizar, además de visitar lugares históricos, galerías de arte y museos, y además, un sinnúmero de atractivos que ofrecer.
Durante el día, los turistas aprovechan para disfrutar de los deportes acuáticos o bien descansar al sol y contemplar los bellos paisajes.
Con una población de 14 mil habitantes, Anguilla posee una extensión territorial de 90 km2. La magnífica isla, territorio británico de ultramar, se encuentra a dos horas desde Miami y a tres horas de Panamá, y se puede llegar desde St. Maarten en tan solo 20 minutos de barco.
El clima predominante es tropical y los vientos alisios mantienen la temperatura agradable durante todo el año.
Para acceder a este territorio británico de ultramar se puede tomar un ferry desde Sint Maarten (servicios regulares todos los días) o volar desde el aeropuerto de San Juan de Puerto Rico.
Anguilla alberga propuestas para todo tipo de viajeros: familias, parejas, amigos y viajes de incentivos; y es reconocida por la cordialidad de su gente, la gastronomía excepcional y el hospedaje con servicios de alta gama. La privacidad de las playas y el respeto por el descanso de los visitantes hacen de esta isla un paraje exclusivo y encantador. A los atractivos de su capital.
En tanto, por la noche viven divertidos momentos al ritmo del calipso, el reggae y el jazz en Sandy Ground, la ciudad más populosa del destino.
Otras propuestas para los visitantes son navegar a islotes o playas aisladas para tomar contacto con la naturaleza virgen, efectuar excursiones de buceo y realizar paseos al atardecer, a la vez de practicar esquí acuático, banana boat, kite surf, windsurf, vela, catamarán, parasailing y pesca.
En tanto, Crocus Bay, Shoal Bay East, Junk's Hole, Sandy lsland, Prickly Peary Little Bay son los lugares ideales para el snorkeling.
Asimismo, para el buceador o scubadiver hay siete parques marinos donde se pueden apreciar naufragios y arrecifes, y realizar buceo de pared y buceo nocturno.
En ese sentido, la certificación PADI está disponible en la isla, así como también se brindan clases para niños y cursos de iniciación y perfeccionamiento.
En cuanto a la gastronomía, los restaurantes de la isla ofrecen a los viajeros más exigentes sofisticadas opciones internacionales y una cocina local creativa que combina sabores locales de tierra y mar con manjares importados.
De esta manera es posible disfrutar de un maravilloso stewed goat (guisado de cabra), de carne suave y suculenta, considerado una de las delicias del lugar. El steamed red snapper es una sabrosa anchoa fresca acompañada de hongos, uno de los platos más solicitados, mientras que uno de los restaurantes presenta un sabroso plato de pechuga de pollo rellena con langosta, salsa de crustáceos y puré de zanahorias. Las barbacoas y la comida callejera, especialmente los fines de semana, también son muy típicos en la isla.   Costillas, pollo o pescado a la brasa y sopa de maíz son parte de la vida cotidiana y vale probarlos.

Las playas soñadas
Con 33 playas de arenas blancas y agua cristalina, entre la variedad de actividades que se desarrollan en la isla sobresalen -es claro-  las vinculadas al mar. Durante el día se pueden practicar deportes acuáticos o bien descansar al sol y contemplar los bellos paisajes. No obstante, cabe remarcar que están prohibidas las actividades motorizadas para no perjudicar la fauna marina. En tal sentido, el deporte nacional y el más desarrollado es la vela. Asimismo, los arrecifes y el colorido mundo subacuático atraen a buceadores y aficionados al esnórquel que llegan a deleitarse con el increíble universo submarino de la isla.
Respecto al alojamiento, el abanico de opciones es variado y contempla famosas propiedades de lujo, donde la entrada de las habitaciones queda a pocos pasos del mar; hoteles moderados, que en general suelen ser atendidos por sus dueños; y villas con todo tipo de servicios. En total hay disponibles 1.200 comodidades.
Asimismo, Anguilla es un destino conocido entre las parejas que buscan una encantadora luna de miel y también entre las familias que planifican sus vacaciones buscando la tranquilidad de la isla para relajarse
Entre las varias playas de la isla destaca la de Shoal Bay, un paraje de arena blanca y aguas cristalinas calificado como una de las mejores playas del mundo. Otra opción es visitar Sandy Island, un enclave de no más de 200 m de costa, poblado de corales y bordeado por un mar desafiante, de color azul intenso.  Además de su paisaje, este pequeño islote adquirió fama por su gastronomía: allí la langosta de tamaño XL es el plato estrella, acompañada de tragos en los que no falta el ron.
Barnes Bay es otra opción perfecta para los que buscan arenas finas, sin piedras ni corales, y un par de sitios ideales para el esnórquel.
Barnes Bay es una de las playas más amplias e impactantes por su paisaje, con numerosos hoteles y restaurantes. Cove Bay, en cambio, puede considerarse una de las joyas secretas de la isla, con vistas claras hacia las costas de St. Martin, un mar calmo y suaves dunas. Muy diferente es el paisaje de Captain's Bay, con grandes olas donde en ciertas épocas juguetean las ballenas. Bella, remota y natural es Savannah Bay, quizá una de las menos desarrolladas en cuanto a infraestructura, pero perfecta para realizar largas caminatas.
Por la noche, la invitación es a disfrutar de ritmos caribeños, tragos o espectáculos de jazz. La isla ofrece excelente gastronomía y cuenta con cerca de un centenar de restaurantes. La oferta culinaria proviene de la inspiración y la mezcla de los sabores internacionales con los locales. Otra alternativa es ir a Sandy Ground, donde se ubican los bares sobre la costa del mar que sólo cierran sus puertas cuando se retira el último cliente.

Lujo para todos
En semejante escenario natural. no podía faltar una oferta de alojamiento acorde, con soñadas opciones de alta gama.
Algunos de los más recomendados son los hoteles Viceroy, Malliouhana Hotel &Spa, Cap. Jaluca y Cuisine Art Golf Resort & Spa.
Se trata en general de establecimientos boutique que brindan servicios personalizados, cada uno con su sello distintivo, lejos de la oferta masiva que proponen otros destinos. El Hotel Cuisine Art Golf, Resort & Spa, por ejemplo, está inspirado en la arquitectura blanca del Mediterráneo, enclavado en la Bahía Rendezvous. Cuenta con suites y villas frente al mar (con piscinas privadas), el spa Venus, cinco propuestas gastronómicas, una granja hidropónica que abastece al resort y un campo de golf de 18 hoyos.
Asimismo, en materia gastronómica, Anguilla, es considerada una de las capitales gourmet del Caribe. Como contrapropuesta a la oferta todo incluido de otras islas, Anguilla invita a aprovechar menús de tres pasos en algunos de sus mejores restaurantes.  En su deliciosa oferta, destacada por contar con dos de las mayores bodegas de la región, el restaurante Malliouhana ganador del Wine Spectator's Grand Award, posee más de 25 mil botellas de vino. La bodega del Koal Keel, por su parte, cuenta con más de 35 mil. Para los amantes de las compras tampoco faltan tiendas con interesantes opciones, desde ropa de diseño y joyas, hasta accesorios de marcas internacionales. En Anguilla también hay espacio para el arte, con galerías de muestra y venta de cuadros y esculturas de artistas locales.  El Museo Heritage Collection, por su parte, alberga una colección exclusiva de fotografías, documentos y artefactos que se utilizaron en diversas etapas históricas de la isla.
Asimismo, una personalidad de la música que reside en Anguilla, es Bankie Banx, una estrella del reggae de fama internacional.  Es el impulsor de Moonsplash, el festival anual de música que reúne a algunas de las mejores bandas del Caribe, durante la última luna llena de marzo.
Quienes deseen escucharlo en vivo, también pueden hacerlo en el bar The Durne Preserve, ubicado sobre la playa Rendezvous Bay.  Entre sus asiduos visitantes, se encuentra el ex presidente estadounidense Bill Clinton, además de estrellas reconocidas del cine y artistas, como Rita Marley, Burning Spear y Jimmy Buffet.
Cabe destacar que Anguilla es un destino muy elegido por estrellas y celebridades, entre las que se cuentan Lionel Messi, Paul McCartney, Brad Pitt, Sandra Bullock y Shakira, sólo por citar algunos. Es que aquí pueden descansar en lujosos hoteles o villas y pasear con tranquilidad, manteniendo un perfil bajo.



Armá tu propio viaje!
Completá los datos, y nosotros te llamamos
VER MÁS