Natal es el lugar perfecto con un cielo soleado casi todo el año, el lado romántico de Natal, destaca sus bellezas naturales casi intocadas por el hombre.
Natal, llamada “Cidade do Sol”, es uno de los lugares de Brasil con más días soleados a lo largo del año, con unas temperaturas cálidas en cualquier estación, playas agradables con agua caliente todo el año, rica gastronomía y diversas opciones para turistas y aventureros.
Es una ciudad de reciente auge como lugar de vacaciones, no sólo de turistas brasileños sino de todo el mundo. Conserva algún patrimonio histórico pero su principal atractivo es el litoral cercano, con algunas de las playas de mayor renombre en Brasil. De hecho, cualquier turista que desee aprovechar su visita a la ciudad de Natal, no debe dejar de pasar por sitios como Genipabu, Maracajau, etc.
Natal es la capital del estado brasileño de Rio Grande do Norte, situado en la zona noreste del país. Es una ciudad de tamaño mediano, que en su extensión tiene diversos barrios variados, más o menos turísticos y con diversas fisionomías.
La zona donde se asienta la ciudad es de una gran belleza, donde se combinan las dunas con la vegetación, verde todo el año. Desde el aire, cuando nos acercamos en avión, se puede apreciar el rico contraste entre los colores de la arena de las playas y las dunas que pueblan la zona por doquier, con el mar en tonos azules y verdosos y la flora, a veces frondosa, a veces leve y más seca.
La habitan cerca del millón de personas, gentes amables y alegres que hacen de Natal un sitio todavía más encantador. Goza también de un clima agradable todo el año. En verano llega como mucho a 34 grados, que ya es bastante para disfrutar del calor, sobretodo si tenemos en cuenta la humedad. En invierno… ¿podemos decir que exista el invierno? las temperaturas incitan al baño y el paseo, por lo que siempre está bien nutrida de turistas y servicios enfocados al ocio y descanso.
Encontraremos playas bonitas a menos de 10 minutos en coche del centro, como la Playa de los Artistas o la Playa de Ponta Negra. Pero hay que decir que si se desea disfrutar de una mayor tranquilidad y soledad conviene salir de la ciudad, tanto al norte como al sur para encontrar un innumerable conjunto de playas paradisíacas. Las aguas son templadas y limpias, incluso las que están cerca de la desembocadura del río. Dicho río, llamado Potengi, corta en dos la ciudad de Natal y separa el litoral sur del litoral norte. No obstante hay que remarcar que casi toda la ciudad de Natal queda del lado sur, con la zona centro y los lugares más turísticos.
Recientemente fue inaugurado un puente, de nombre Ponte de Todos, que conecta Natal con los barrios y playas del litoral norte, desde el Forte dos Reis Magos a la playa de Redinha ,que tiene como dos kilómetros de distancia y con una altura de 54 metros. Es un puente bastante espectacular y bonito, que se puede incluso pasear para acceder a unas vistas panorámicas de la costa, el mencionado Fuerte de los Reyes Magos y la ciudad entera.


Armá tu propio viaje!
Completá los datos, y nosotros te llamamos
VER MÁS